Generador Eléctrico

Un mantenimiento adecuado es esencial para alargar la vida de tus generadores eléctricos, es por eso que te compartimos una serie de consejos que puedes seguir para el mantenimiento de tu generador.

1. Servicio de lubricación

Se debe verificar el aceite del motor mientras se apaga el generador a intervalos regulares con una vara medidora. Permite que el aceite en las partes superiores del motor se drene nuevamente dentro del cárter y siga las recomendaciones del fabricante del motor para la clasificación de aceite API y la viscosidad del aceite. Mantén el nivel de aceite lo más cerca posible de la marca completa en la vara de medición agregando la misma calidad y marca de aceite.

2. Sistema de enfriamiento

Verifica el nivel de refrigerante durante los períodos de apagado en el intervalo especificado. Retira la tapa del radiador después de permitir que el motor se enfríe y, si es necesario, agrega refrigerante hasta que el nivel sea de aproximadamente 3/4 pulg. Los motores diesel de servicio pesado requieren una mezcla equilibrada de agua, anticongelante y aditivos refrigerantes. Inspecciona el exterior del radiador en busca de obstrucciones y elimine toda la suciedad o material extraño con un cepillo suave o un paño con precaución para evitar dañar las aletas. Si está disponible, usa aire comprimido a baja presión o una corriente de agua en la dirección opuesta al flujo de aire normal para limpiar el radiador. 

3. Sistema de combustible

El diesel está sujeto a contaminación y corrosión dentro de un período de un año, y por lo tanto, se recomienda encarecidamente el ejercicio regular del grupo electrógeno para usar el combustible almacenado antes de que se degrade. Los filtros de combustible deben drenarse a los intervalos designados debido al vapor de agua que se acumula y se condensa en el tanque de combustible.

4. Prueba de baterías

 Las baterías de arranque débiles o con poca carga son una causa común de fallas en el sistema de energía de reserva. La batería debe mantenerse completamente cargada y en buen estado para evitar que disminuya mediante pruebas e inspecciones periódicas para conocer el estado actual de la batería y evitar cualquier problema de arranque del generador. También deben limpiarse; y la gravedad específica y los niveles de electrolitos de la batería verificados con frecuencia.

5. Ejercicio rutinario del motor

 El ejercicio regular mantiene las partes del motor lubricadas y frustra la oxidación de los contactos eléctricos, consume combustible antes de que se deteriore y ayuda a proporcionar un arranque confiable del motor. Se recomienda que el ejercicio del motor se ejecute al menos una vez al mes durante un mínimo de 30 minutos. cargado a no menos de un tercio de la clasificación de la placa de identificación. Lo más importante, cuando se trata del mantenimiento del motor, es hacer inspecciones regularmente porque el mantenimiento preventivo es mejor que el mantenimiento reactivo. Sin embargo, es de suma importancia seguir el procedimiento y los intervalos de servicio designados.